Antecedentes históricos:

La Carolina es un municipio jienense situado al norte de la provincia de Jaén. Fue capital y sede de la intendencia de las nuevas poblaciones de Andalucía y Sierra Morena. Fueron creadas hacia 1767, durante el reinado de Carlos III, y suprimidas en 1813.

La creación de las Nuevas Poblaciones fue fruto de un proyecto ilustrado elaborado por Campomanes y encomendado a Pablo de Olavide durante el reinado de Carlos III. Consistía en poblar las grandes extensiones despobladas existentes en el curso del Camino Real de Andalucía con el objetivo de favorecer la seguridad del tráfico de personas y mercancías que por allí circulaban, especialmente de los peligros derivados del bandolerismo.

La iniciativa pretendía implantar una nueva organización social, liberada en cierto modo de las restricciones jurisdiccionales del Antiguo Régimen. Para ello se redactó el Fuero de las Nuevas Poblaciones, que regulaba los aspectos de la vida económica y social de los colonos.

La Carolina es única por varias razones pero la principal es por su urbanismo singular de donde obtiene su sobrenombre de “Joya Urbanística”. También se destaca el pasado vinculado a la minería del plomo de la ciudad, que ha sido uno de los principales motores económicos de la misma hasta finales del siglo XX. Por esta última razón la APP nace vinculada a la Musealización de la Torre de perdigones, torre donde se transformaba el plomo recogido en las minas, en munición.